¿Están cometiendo una intromisión ilegítima en mi honor?

En muchas ocasiones se reciben consultas de amigos, conocidos y demás que han visto como para reclamar cantidades que adeudaban, sus acreedores han procedido a medios un poco más agresivos; ya decíamos en otro comentario que ante tales conductas cabría i) aplicar la Ley 1//1982 de 5 de mayo de protección civil del derecho al honor, pudiéndo concluirse que habría una intromisión ilegítima contra el honor de una persona al reclamar una deuda cuando la  forma de exigir el pago del crédito excediera de la gestión lícita de cobro, al publicitar una conducta socialmente negativa como es la condición de moroso o ii) aplicar las leyes penales, aunque en principio, el hecho de reclamar una deuda no constituye ninguna infracción penal, mientras no se llegue a amenazar, coaccionar, insultar, lesionar, etc. 
Una situación así la encontré el otro día por la calle: 
En muchas ocasiones resulta difícil delimitar si hay algo de ilegal en una actuación como ésta, dada la delgada línea que separa lo lícito de lo ilícito en estos supuestos.